NCh 3262 de Igualdad de Género y Conciliación de la Vida Laboral, Familiar y Personal.

Esta norma ha sido creada por el Instituto Nacional de Normalización (INN) y el Servicio Nacional de la Mujer en el 2009 y fue aprobada en 2012.


Chile fue el primer país del mundo en promulgar una Norma de este tipo para la igualdad de género y la conciliación de la vida laboral y personal en el trabajo que apunta a la gestión de las personas al interior de las organizaciones.


La NCh 3262:2012 es de cumplimiento voluntario, puede ser implementada en una organización con el fin de incorporar acciones positivas concretas e inmediatas que potencien la igualdad de género y la conciliación de vida laboral, familiar y personal hasta planes de acción consistentes con una estrategia corporativa, llevando a la organización a una cultura orientada a la igualdad.


La clave del éxito de las empresas que optan por esta certificación está en el compromiso ético con un cambio cultural necesario y una metodología de implementación desarrollada por un equipo comprometido con las particularidades de cada organización.


La política de igualdad de género, sólo puede lograr sus objetivos si se despliega de forma transversal en todas las actuaciones, si se integra en todas las políticas.


Esta convicción, ha hecho que se establezca así en los principios de intervención política, y que se vaya traduciendo en normativa específica, bien fruto de transposición de normativa comunitaria, o de iniciativas estatales o autonómica propias.

“Hombre y Mujer son diferentes, pero, no desiguales” esto llevado al ámbito laboral ha despertado inquietud a nivel de gobierno y se ha previsto la necesidad de normalizar la igualdad de género dentro de la organización considerando que hombres y mujeres tienen las mismas posibilidades de desarrollar las mismas actividades.


Esto nos lleva a preguntar: 

Cuántas mujeres ocupan cargos de Gerencia o Subgerencia dentro de su organización o las mujeres están destinadas solo a mandos medios (licitaciones - bonificaciones).


La implementación de cualquier norma es un proceso y en este caso, la Igualdad de Género y conciliación constituye para toda organización un factor de cambios (culturales, valores, y un factor de innovación social), optimizando la gestión de las personas que es el capital más valioso en una organización.


Esta norma es aplicable a una organización de cualquier tamaño y actividad que desee:

  • Mejorar la capacidad de la organización para atraer, desarrollar y retener a los (las) mejores trabajadores(as).

  • Mejorar el desempeño y motivación de las personas de la organización incrementando la productividad.

  • Promover el valor de los equipos mixtos y su impacto en la cultura organizacional.

18 vistas

© 2000 - 2020 @ Menke consultores SpA  |  Santiago - Chile  |  info@menke.cl Polícita de privacidad